La unión hace la fuerza. Y tras una guerra devastadora, en 1946, el empresario Ver más Georges Wurz y el Dr. Eugène Frezzatti decidieron unirse para crear una gama de productos de cuidados de cada tipo de ... Ver más

La unión hace la fuerza. Y tras una guerra devastadora, en 1946, el empresario Georges Wurz y el Dr. Eugène Frezzatti decidieron unirse para crear una gama de productos de cuidados de cada tipo de piel que recibió el nombre de Lancaster. Las mujeres querían volver a cuidarse, a sentirse guapas, especiales y con una piel sin imperfecciones. Ambos fundadores instalaron su laboratorio en el Boulevard Princesse Grace, en Mónaco. Lancaster pronto tuvo una embajadora que hasta día de hoy ha conseguido que su fama la preceda, Grace Kelly.

 

Además, el objetivo de la marca fue claro desde el principio: Lancaster era una marca para frenar el paso del tiempo en la piel de las mujeres y así resaltar su luminosidad y belleza a cualquier edad. Su éxito fue rotundo desde el primer momento gracias a la Crema Embrionaria para la nochey la “Línea Rose”.

 

En los 60, los cánones de belleza comenzaron a cambiar. La belleza ya no era algo que tuviera que ver con la imagen social, sino con la identidad personal. Las mujeres comenzaron a demandar una mayor libertad en su día a día. Algunos de los cambios más significativos fueron las faldas cortas o la elección de sus bañadores. La mujer se emancipa y se libera de los estigmas sociales, eclosionando las primeras percepciones de lo que hoy en día es el feminismo

 

Los años 70 fueron, para Lancaster, la época dorada, ya que al ser una marca de belleza ligada al Principado y la ideal del hedén, quien dice Mónaco, dice Grace Kelly. Por lo que, celebra la coronación de su embajadora más fiel con la línea Princière, remarcando que son el proveedor de Grace de Mónaco.

 

Sin embargo, los éxitos de Lancaster van más allá de la fama, con productos eficaces, pioneros e innovadores. En 1971 lanzaron su primera línea de solares, apostando por el naranja para su packaging, algo que les hizo destacar notoriamente. Durante la década de los 70, las mujeres se obsesionaron con el bronceado y la delgadez. Frente al peligro de la exposición solar, Lancaster innovó con dos productos que a día de hoy han pasado a ser cosméticos insignia:  el autobronceador sin sol y el maquillaje bronceador del rostro. Desde entonces, ha primado su investigación y especialización en el terreno solar. 

 

Años después, y bajo el lema “menos sol, más bronceado”, Lancaster lanzó Heliotan, que desencadena una reacción bronceadora más rápida e intensa. Este complejo se ha ido reformulando, consiguiendo un resultado más sofisticado y duradero En 1993 introdujeron oxígeno en sus productos por primera vez con la línea “Skin Oxygen” y a día de hoy Lancaster sigue brillando por su capacidad de innovar y ofrecer tratamientos con tecnologías patentadas que protegen, maximizan y revitalizan desde el interior la luminosidad de la piel, así como productos solares pioneros que filtran el 100 % de la luz exterior. Por tanto, en Lancaster, encontrarás todo lo necesario para cuidarte como te mereces, desde una amplia variedad de cosmética facial y corporal hasta una extensa línea de solares. 

La unión hace la fuerza. Y tras una guerra devastadora, en 1946, el empresario Georges Wurz y el Dr. Eugène Frezzatti decidieron unirse para crear una gama de productos de cuidados de cada tipo de piel que recibió el nombre de Lancaster. Las mujeres querían volver a cuidarse, a sentirse guapas, especiales y con una piel sin imperfecciones. Ambos fundadores instalaron su laboratorio en el Boulevard Princesse Grace, en Mónaco. Lancaster pronto tuvo una embajadora que hasta día de hoy ha conseguido que su fama la preceda, Grace Kelly.

 

Además, el objetivo de la marca fue claro desde el principio: Lancaster era una marca para frenar el paso del tiempo en la piel de las mujeres y así resaltar su luminosidad y belleza a cualquier edad. Su éxito fue rotundo desde el primer momento gracias a la Crema Embrionaria para la nochey la “Línea Rose”.

 

En los 60, los cánones de belleza comenzaron a cambiar. La belleza ya no era algo que tuviera que ver con la imagen social, sino con la identidad personal. Las mujeres comenzaron a demandar una mayor libertad en su día a día. Algunos de los cambios más significativos fueron las faldas cortas o la elección de sus bañadores. La mujer se emancipa y se libera de los estigmas sociales, eclosionando las primeras percepciones de lo que hoy en día es el feminismo

 

Los años 70 fueron, para Lancaster, la época dorada, ya que al ser una marca de belleza ligada al Principado y la ideal del hedén, quien dice Mónaco, dice Grace Kelly. Por lo que, celebra la coronación de su embajadora más fiel con la línea Princière, remarcando que son el proveedor de Grace de Mónaco.

 

Sin embargo, los éxitos de Lancaster van más allá de la fama, con productos eficaces, pioneros e innovadores. En 1971 lanzaron su primera línea de solares, apostando por el naranja para su packaging, algo que les hizo destacar notoriamente. Durante la década de los 70, las mujeres se obsesionaron con el bronceado y la delgadez. Frente al peligro de la exposición solar, Lancaster innovó con dos productos que a día de hoy han pasado a ser cosméticos insignia:  el autobronceador sin sol y el maquillaje bronceador del rostro. Desde entonces, ha primado su investigación y especialización en el terreno solar. 

 

Años después, y bajo el lema “menos sol, más bronceado”, Lancaster lanzó Heliotan, que desencadena una reacción bronceadora más rápida e intensa. Este complejo se ha ido reformulando, consiguiendo un resultado más sofisticado y duradero En 1993 introdujeron oxígeno en sus productos por primera vez con la línea “Skin Oxygen” y a día de hoy Lancaster sigue brillando por su capacidad de innovar y ofrecer tratamientos con tecnologías patentadas que protegen, maximizan y revitalizan desde el interior la luminosidad de la piel, así como productos solares pioneros que filtran el 100 % de la luz exterior. Por tanto, en Lancaster, encontrarás todo lo necesario para cuidarte como te mereces, desde una amplia variedad de cosmética facial y corporal hasta una extensa línea de solares. 

Regala Primor

Compra nuestra tarjeta de regalo digital
¡y despreocúpate!

Tarjeta Regalo
Tarjeta Regalo
Tarjeta Regalo

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total productos (impuestos inc.)
Total envío: (sin IVA) ¡Envío gratuito!
Total (impuestos inc.)