Filtrar por

Fabricante

Mostrar todo

Preocupación

Filtro

Limpieza Facial

A lo largo del día, tu piel sufre. Se pasa la mayor parte del tiempo expuesta a factores ambientales que pueden ser perjudiciales para tu piel como el sol, la humedad, el viento o la presencia de l... Más

A lo largo del día, tu piel sufre. Se pasa la mayor parte del tiempo expuesta a factores ambientales que pueden ser perjudiciales para tu piel como el sol, la humedad, el viento o la presencia de los radicales libres. ¡La edad no pasa en balde para nadie! Y el mayor secreto antienvejecimiento, además del uso diario de los protectores solares, es una buena rutina de limpieza facial.

Es el paso más importante hacia una piel perfecta, cuidada, bonita y sin imperfecciones. En Primor encontrarás todo lo necesario para conseguir el resultado que deseas. Limpiadores faciales, exfoliantes, mascarillas de todo tipo, tónicos, así como toda clase de herramientas. ¡Recuerda realizarla dos veces al día y seguir el orden cosmético correcto!

Mostrando 1 - 12 de 623 productos

VER MÁS PRODUCTOS

Cómo saber qué tipo de piel tengo Ver más

 

Conocer nuestra piel es el paso más importante para saber cómo has de cuidarla, y si no sabes qué tipo de piel tienes, quizás e...

Cómo saber qué tipo de piel tengo

 

Conocer nuestra piel es el paso más importante para saber cómo has de cuidarla, y si no sabes qué tipo de piel tienes, quizás estas características te suenan:

 

  • Piel normal: Si notas que tienes pocos granos, poros pequeños y tu piel no suele irritarse ni enrojecerse, lo más probable es que tengas una piel normal. Este tipo de piel suele ser equilibrada, no es demasiado seca ni muy grasa, y no tiene manchas. Por otro lado, tu dermis es suave, resistente, y acepta la mayoría de los principios activos que se usan en los productos de cuidado para la piel.
  • Piel mixta: Este tipo de piel es una combinación entre la piel seca y la piel grasa cuyas particularidades se manifiestan principalmente en el rostro. Se caracteriza por tener la conocida zona “T” (frente, nariz y barbilla) con tendencia grasa. Ahí, los poros están abiertos, con impurezas y rastros de acné por lo que presenta un aspecto brillante. Sin embargo, en la zona de las mejillas la piel es normal, incluso con tendencia a ser seca.
  • Piel grasa: Es una piel que produce un exceso de lípidos. Este desarreglo puede tener su origen en las variaciones hormonales, o agresiones externas como el estrés o la contaminación. A diferencia de la piel seca, en este caso las glándulas sebáceas aportan bastantes más lípidos de los necesarios, y cuando el exceso de grasa se mezcla con la suciedad y las células muertas de la piel, comienzan a formarse granos. Las investigaciones indican que entre el 40 y 55% de los adultos tienen la piel grasa y sufren acné tardío.
  • Piel seca: Es pobre en lípidos y con tendencia a la deshidratación. Es por eso que necesita cuidados específicos que la ayuden a mantener su función de barrera y a preservar la hidratación que tanto necesita. Las pieles secas se caracterizan por tener una sensación de tirantez, tono apagado, tacto áspero, irritable, con rojeces e incluso puede presentar descamación. Por tanto, hidratarla es la clave para que el paso de los años no la castigue.
  • Piel sensible: Reacciona más que una piel normal, es decir, es hiperreactiva. Experimenta sensaciones de cosquilleo, calor (quemazón), hormigueo y picor (aunque esto es poco frecuente), la mayoría de las veces de manera intermitente.Estas sensaciones de incomodidad a veces también van acompañadas de enrojecimientos y se manifiestan de forma exagerada como reacción a estímulos de naturaleza diversa que, normalmente, no deberían causar irritación.

 

Tipos de limpiadores faciales 

 

Ahora que ya sabes qué tipo de piel tienes, es importante saber qué productos utilizar para limpìarla. ¡Las opciones son infinitas! Aquí te dejamos una lista con los más demandados: 

  • Aceites limpiadores. Son los más recomendados para aquellas pieles con tendencia más seca o envejecida. Además, podrás retirar el maquillaje más resistente o waterproof con facilidad. 
  • Agua micelar. Todo el mundo ha escuchado hablar de ella (y no nos extraña). Su fórmula está compuesta a base de activos micelares que facilitan la limpieza del rostro. Es un producto indicado para todo tipo de pieles, incluidas las más sensibles. 
  • Desmaquillante de ojos. Destinados a desmaquillar y limpiar esta parte tan sensible del rostro.
  • Bálsamos limpiadores. Recomendado para las pieles grasas y mixtas, estos productos a base de aceites están destinados a eliminar el maquillaje y el exceso de grasa del rostro. 
  • Espuma limpiadora. Te encantarán por su textura en forma de mousse. Podrás aplicarlos en cualquier tipo de rostro para una sensación de limpieza y bienestar.  
  • Geles limpiadores. Son los favoritos de las pieles grasas y mixtas, ya que su fórmula a base de activos antisépticos, actúan con mayor intensidad, proporcionando un rostro limpio, sin sebo y con una sensación de confort inigualable.
  • Leche limpiadora. Un producto recomendado para las pieles secas y sensibles durante el invierno.  Este producto limpia la piel y elimina las impurezas, aunque no de una forma tan precisa como un gel. Sentirás tu piel sedosa y confortable.
  • Toallitas desmaquillantes. Ideales para llevarlas en el bolso, o donde tú quieras. Es la alternativa más rápida y sencilla para eliminar los restos de maquillaje. 

 

Pasos para una buena limpieza facial (en casa)

 

  • Limpieza. Es el paso más importante e indispensable. Una buena limpieza evita la aparición de granitos, microquistes y otras imperfecciones en el rostro. Además, una piel limpia recibe mejor los activos, por lo que el efecto de tus productos para el cuidado de la piel será más inmediato. 
  • Exfoliantes. Retiran las células muertas, desobstruyen los poros y ayudan a que penetren mejor los activos. Aplícalo sobre la piel seca, con movimientos circulares y no te olvides de disfrutar. ¡Es tu momento de spa!
  • Mascarillas faciales. ¡Hay todo un universo en el que perderse! Escoge la que mejor se adapte a tus necesidades y tipo de piel. Hidratantes, matificantes, antibrillos, antiarrugas… Libre albedrío.
  • Tónicos. Es hora de cerrar los poros. Para eso, lo mejor es utilizar un tónico. Su principal función es refrescar, hidratar y restablecer el pH de la piel antes de la aplicación de la crema hidratante.
  • Humectantes e hidratantes. Es el último paso. Toca darle a tu piel la ayudita extra que necesita. El orden correcto es aplicar primero el contorno sobre la cuenca del ojo, después el sérum y, finalmente, la crema hidratante. ¡Y voilà, lista!

 

 

Cómo saber qué tipo de piel tengo

 

Conocer nuestra piel es el paso más importante para saber cómo has de cuidarla, y si no sabes qué tipo de piel tienes, quizás estas características te suenan:

 

  • Piel normal: Si notas que tienes pocos granos, poros pequeños y tu piel no suele irritarse ni enrojecerse, lo más probable es que tengas una piel normal. Este tipo de piel suele ser equilibrada, no es demasiado seca ni muy grasa, y no tiene manchas. Por otro lado, tu dermis es suave, resistente, y acepta la mayoría de los principios activos que se usan en los productos de cuidado para la piel.
  • Piel mixta: Este tipo de piel es una combinación entre la piel seca y la piel grasa cuyas particularidades se manifiestan principalmente en el rostro. Se caracteriza por tener la conocida zona “T” (frente, nariz y barbilla) con tendencia grasa. Ahí, los poros están abiertos, con impurezas y rastros de acné por lo que presenta un aspecto brillante. Sin embargo, en la zona de las mejillas la piel es normal, incluso con tendencia a ser seca.
  • Piel grasa: Es una piel que produce un exceso de lípidos. Este desarreglo puede tener su origen en las variaciones hormonales, o agresiones externas como el estrés o la contaminación. A diferencia de la piel seca, en este caso las glándulas sebáceas aportan bastantes más lípidos de los necesarios, y cuando el exceso de grasa se mezcla con la suciedad y las células muertas de la piel, comienzan a formarse granos. Las investigaciones indican que entre el 40 y 55% de los adultos tienen la piel grasa y sufren acné tardío.
  • Piel seca: Es pobre en lípidos y con tendencia a la deshidratación. Es por eso que necesita cuidados específicos que la ayuden a mantener su función de barrera y a preservar la hidratación que tanto necesita. Las pieles secas se caracterizan por tener una sensación de tirantez, tono apagado, tacto áspero, irritable, con rojeces e incluso puede presentar descamación. Por tanto, hidratarla es la clave para que el paso de los años no la castigue.
  • Piel sensible: Reacciona más que una piel normal, es decir, es hiperreactiva. Experimenta sensaciones de cosquilleo, calor (quemazón), hormigueo y picor (aunque esto es poco frecuente), la mayoría de las veces de manera intermitente.Estas sensaciones de incomodidad a veces también van acompañadas de enrojecimientos y se manifiestan de forma exagerada como reacción a estímulos de naturaleza diversa que, normalmente, no deberían causar irritación.

 

Tipos de limpiadores faciales 

 

Ahora que ya sabes qué tipo de piel tienes, es importante saber qué productos utilizar para limpìarla. ¡Las opciones son infinitas! Aquí te dejamos una lista con los más demandados: 

  • Aceites limpiadores. Son los más recomendados para aquellas pieles con tendencia más seca o envejecida. Además, podrás retirar el maquillaje más resistente o waterproof con facilidad. 
  • Agua micelar. Todo el mundo ha escuchado hablar de ella (y no nos extraña). Su fórmula está compuesta a base de activos micelares que facilitan la limpieza del rostro. Es un producto indicado para todo tipo de pieles, incluidas las más sensibles. 
  • Desmaquillante de ojos. Destinados a desmaquillar y limpiar esta parte tan sensible del rostro.
  • Bálsamos limpiadores. Recomendado para las pieles grasas y mixtas, estos productos a base de aceites están destinados a eliminar el maquillaje y el exceso de grasa del rostro. 
  • Espuma limpiadora. Te encantarán por su textura en forma de mousse. Podrás aplicarlos en cualquier tipo de rostro para una sensación de limpieza y bienestar.  
  • Geles limpiadores. Son los favoritos de las pieles grasas y mixtas, ya que su fórmula a base de activos antisépticos, actúan con mayor intensidad, proporcionando un rostro limpio, sin sebo y con una sensación de confort inigualable.
  • Leche limpiadora. Un producto recomendado para las pieles secas y sensibles durante el invierno.  Este producto limpia la piel y elimina las impurezas, aunque no de una forma tan precisa como un gel. Sentirás tu piel sedosa y confortable.
  • Toallitas desmaquillantes. Ideales para llevarlas en el bolso, o donde tú quieras. Es la alternativa más rápida y sencilla para eliminar los restos de maquillaje. 

 

Pasos para una buena limpieza facial (en casa)

 

  • Limpieza. Es el paso más importante e indispensable. Una buena limpieza evita la aparición de granitos, microquistes y otras imperfecciones en el rostro. Además, una piel limpia recibe mejor los activos, por lo que el efecto de tus productos para el cuidado de la piel será más inmediato. 
  • Exfoliantes. Retiran las células muertas, desobstruyen los poros y ayudan a que penetren mejor los activos. Aplícalo sobre la piel seca, con movimientos circulares y no te olvides de disfrutar. ¡Es tu momento de spa!
  • Mascarillas faciales. ¡Hay todo un universo en el que perderse! Escoge la que mejor se adapte a tus necesidades y tipo de piel. Hidratantes, matificantes, antibrillos, antiarrugas… Libre albedrío.
  • Tónicos. Es hora de cerrar los poros. Para eso, lo mejor es utilizar un tónico. Su principal función es refrescar, hidratar y restablecer el pH de la piel antes de la aplicación de la crema hidratante.
  • Humectantes e hidratantes. Es el último paso. Toca darle a tu piel la ayudita extra que necesita. El orden correcto es aplicar primero el contorno sobre la cuenca del ojo, después el sérum y, finalmente, la crema hidratante. ¡Y voilà, lista!

 

 

Regala Primor

Compra nuestra tarjeta de regalo digital
¡y despreocúpate!

Tarjeta Regalo
Tarjeta Regalo
Tarjeta Regalo

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total productos (impuestos inc.)
Total envío: (sin IVA) ¡Envío gratuito!
Total (impuestos inc.)